Actos

Octubre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4

CONCIERTO DE CUARESMA. ORQUESTA DEL C.F.E. 2017

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

 

MAGNÍFICO CONCIERTO DE CUARESMA DE LA ORQUESTA DE CUERDA DEL CENTRO FILARMÓNICO EGABRENSE EN LA CAPILLA DE LAS RR. MM. ESCOLAPIAS EL 25 DE MARZO.

Organizado por la Hermandad y Cofradía Escolapia de Nuestro Padre Jesús Caído y Ntra. Sra. del Buen Fin, anoche se presentó en la Capilla de las RR. MM. Escolapias de Cabra, sede de la hermandad, la Orquesta de Cuerda del Centro Filarmónico Egabrense, en un Concierto de Cuaresma, que se puede calificar de magnífico por varias razones, cuales fueron el programa elegido por el Director de la Orquesta Manuel Aguilar Aranda, la actuación de un excepcional plantel de solistas egabrenses muy jóvenes (Natalia Gavilán Quero, oboe, Antonio Peña Ruiz, chelo y Manuel Molina Carrillo, piano) y la ejecución del conjunto filarmónico, que dejó el listón muy alto.

Pese a la noche fría que era, la capilla tuvo una buena entrada, casi lleno, comenzando un miembro de la cofradía, Raúl García Marco, presentando el concierto y el programa que se iba a ejecutar.

A continuación el director Manuel Aguilar, ya en el escenario con su orquesta, indicó que en este concierto intervenían por vez primera dos nuevos miembros de la misma, los guitarristas Lorenzo Palomeque Jiménez y Antonio Jiménez Guijarro quienes subieron al escenario recibiendo los aplausos del público.

Manuel Aguilar ocupó el podio y empuñando la batuta inició la noche con música egabrense, el conocido pasacalle “La Cruz parroquial” de M. López Cordón. ¿Quién no ha tarareado este pasacalle que comienza “la sol la fa” “la sol la mi”? Se hizo una versión sutil y sonaron los primeros aplausos de la noche.

Siguió otra composición egabrense “Dolor de una Madre” de Manuel González Rubio. Obra melódica, bella y delicada. Al terminar el director dijo que el autor de la marcha se encontraba entre el público.

Y continuó otro compositor de la tierra, el maestro José Rodríguez López, con “Virgen del Socorro” la preciosa imagen que la hacen “bailar” sus costaleros al son de esta también preciosa marcha, el Sábado Santo noche, en su regio trono. Seguían las palmas.

Y pasamos a los compositores foráneos. Luis Lerate Santaella, sevillano (1.910-1.994) nos dejó “María Stma. del Dulce Nombre”, que ya se programó por vez primera el pasado año. Marcha de gran valía que la orquesta la dijo con mucha delicadeza. Se oyeron bravos y la orquesta saludó en pie.

¿Quién no conoce la gran marcha “Amarguras” de otro sevillano, Manuel Font de Anta (1.889-1.936). Su ritmo lento hace de esta marcha que parezca “llamar a la muerte”. según dijo el hermano de Manuel, José Font de Anta, músico como él. Se hizo con gran precisión, incluidas pinceladas de gran delicadeza de la oboista Natalia Gavilán. Los muchos aplausos retumbaron en la capilla escolapia.

Se oyó de nuevo a Rodríguez López en “Cristo del Perdón” otra marcha bellísima muy conocida en Cabra, que acompaña al “paso” grandioso del Cristo de “los Chacones” (vulgo) en las primeras horas de la madrugada del Sábado Santo y su belleza no dejó indiferente a los asistentes.

Federico Chopin también se dejó oír en esta noche, en una adaptación de Sebastián Valero de la ”Marcha Fúnebre” de su famosa “Sonata en si bemol menor, nº 2 Op. 35”. Qué sutileza de la orquesta y qué decir del pianista Manuel Molina Carrillo junto al acompañamiento de Natalia Gavilán con su delicioso oboe. Manuel Aguilar marcaba, con su dirección meticulosa a la orquesta, como en todo el concierto, el decir de esta pieza tan clásica. Grandes aplausos a los solistas, quienes saludaron al público.

Y llegó la alegría con “Pasan los campanilleros” de Manuel López Farfán, también sevillano, (1.872-1.944). Marcha popular, que gustó, como era de esperar en estas latitudes. Otra vez la orquesta en pie.

El presentador anunció el resto del programa.

Siempre ha programado el C.F.E. en estos Conciertos de Cuaresma la marcha descriptiva “La Madrugá” (1.987) de Abel Moreno Gómez (Encinasola-Huelva)(1.944-..). Esta vez “ha sentado cátedra” al presentar una adaptación del pianista Manuel Molina, quien junto a Natalia Gavilán, oboista y Antonio Peña Ruiz, chelista, han hecho los tres jóvenes egabrenses, una ejecución de antología. Un silencio absoluto, fruto de la belleza que estaban creando los tres artistas, inundó la capilla, silencio que fue interrumpido en los últimos compases al estallar una atronadora salva de aplausos, que duró unos minutos mientras saludaban nuestros paisanos, que bordaron tan conocida obra.

Tras la recuperación del silencio, fue presentada otra joven promesa egabrense, el pianista-organista Rafael Sabariego Padillo, quien en su faceta compositora nos dirigió su obra “Virgen de Capuchinos” escrita para esta Cofradía del Buen Fin, hace 10 años, por lo que se interpretaba ahora en su décimo aniversario. La orquesta siguió la batuta de R. Sabariego, que llevó su alegre marcha con soltura. Tiene un precioso solo para chelo con piano, que dijeron con maestría Antonio Peña y Manuel Molina. Recibieron muchísimas palmas tanto el compositor-director como los solistas. La orquesta, una vez más fue puesta en pie.

Volvió la batuta a su titular y en un arreglo de Manuel Molina Carrillo escuchamos “Juan 19-41” de la ópera rock “Jesucrito Superstar” de Andrew Lloyd Webber (1.948-..). Obra corta que fue dicha sutilmente por la orquesta, que acompañó la melodía que Molina dijo al piano, con gran calidad y ejecución perfecta, lo que le valió el plácet del público. También hubo unas pinceladas muy bellas de Natalia al oboe.

La marcha fúnebre “Saeta Cordobesa” (1941) de Pedro Gómez Laserna (1.807-1.897), natural de Jódar (Jaén) es una joya preciosa, magnífica y quizá la de más dificultad de todo el concierto. La orquesta la conoce bien y así solventó la partitura, en la que oímos en partes puntuales al bandurria solista José Julio Mesa. Muchísimos aplausos.

Como la Marcha Radetzky en el Concierto de Año Nuevo de Viena, todo el público sabe que los conciertos de Marchas de Semana Santa en Cabra acaban con el Pasacalles de Francisco Moral León (1.879-1.959) “Cofradías Egabrenses” que lo tararea el público. Una vez finalizado éste, tras los aplausos del mismo tomó la palabra el Hermano Mayor de la Cofradía, Nicolás Fresnillo Romero, que agradeció la asistencia al publico y entregó sendos regalos-recuerdo al compositor Rafael Sabariego y al director de la Orquesta de Cuerda del C.F.E. Manuel Aguilar por la colaboración en el concierto.

Se bisó la marcha “Virgen de Capuchinos” y con esta música acabó este magnífico Concierto de Cuaresma 2.017 del C.F.E., que fue todo un éxito.

Asistió el Concejal de Tráfico y Feria y Fiestas Guillermo González Cruz. Atalaya TV lo filmó, por lo que se podrá ver en diferido.

Rafael Nieto López