Actos

Julio 2018
L M X J V S D
25 26 27 28 29 30 1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31 1 2 3 4 5

CONCIERTO DE NAVIDAD. ORQUESTA Y CORO 2017

Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

ESPLÉNDIDO CONCIERTO DE NAVIDAD DEL CENTRO FILARMÓNICO EGABRENSE, EN EL TEATRO “El Jardinito” DE CABRA. 28 DE DICIEMBRE DE 2017.

Siguiendo la tradición, las instituciones musicales de todo el mundo, hacen por estas fechas Conciertos de Navidad, para celebrar el acontecimiento del Nacimiento de Jesús hace ya 2017 años.

Estos conciertos basan sus programas en obras alusivas al citado acontecimiento y así desde las Cantatas de Navidad de J.S. Bach, el Mesías de Haendel, obras sinfónicas navideñas y un innumerable catálogo de Villancicos clásicos o populares, de todos los países, se interpretan por orquestas, coros, “ensembles” de todo tipo y solistas vocales e instrumentales, en los lugares más insospechados, como pueden ser los grandes teatros de ópera, auditorios, catedrales, iglesias y las más humildes capillas de la cristiandad.

El Centro Filarmónico Egabrense no podía ser menos. Un año más ha presentado en el Teatro “El Jardinito” de nuestra ciudad, un Concierto de Navidad, ayer 28 de diciembre, en el que su Orquesta de Cuerda y Coro han realizado un espléndido concierto, en el que la música de villancicos ha sonado junto a un programa sinfónico clásico, muy acorde con la celebración.

Con una entrada media corta, quizá por la noche desapacible, que ha traído el agua esperada (no mucha, pero…), día jueves y ya ser este el penúltimo concierto navideño (el público puede ya estar saturado, sobre todo de coros y mochileros-palabras de un presente-), a la hora señalada, el presidente del C.F.E. Manuel Molina Jiménez, hizo la presentación del concierto desde el proscenio, agradeciendo a los asistentes su presencia y comentando el programa que se iba a interpretar, en 2 partes, del que todos tendrían ya el correspondiente programa.

Se abrieron las cortinas y apareció el Coro en el escenario, luciendo las féminas un vestuario muy elegante y vistoso, traje largo negro y foulard rojo y ellos traje y corbata de distintos colores.

 

 

Al frente, tuvimos en su primera intervención como su director, a Manuel Calahorro Guijarro, excelente organista y profesor de coro, quien logró de él un empaste perfecto en una ejecución muy sutil.

Hizo un programa clásico y popular, bien “a capella” o acompañado por varios solistas instrumentistas, un “ensemble”, como Carmen Cantero Ruiz (flauta), Antonio Peña Ruiz (violonchelo), Manuel Molina Carrillo (piano), Francisco Calahorro (percusión) y los contrabajos de la orquesta Francisco Ruiz Ginés y Julián Priego Chacón, en el que escuchamos:

“Verbum caro” del Cancionero de Upsala (1556), música antigua “a capella” con percusión, al igual que

“Niño Dios de amor herido” de Francisco Guerrero (1528-1599).

“Veni, veni Emmanuel” preciosa obra gregoriana de Christoph Dalitz (1993), en la que la flautista Carmen Cantero hizo una deliciosa actuación.

“A la media noche”. Anónimo con Texto de A. Rey, acompañado del dúo chelo-flauta.

“Tararán” Popular. Arm. M. Oltra. Manuel Molina con el piano hizo el resto.

“Fuentecilla que corres” delicioso villancico popular. Rev. E. Cifré. Fue dicho “a capella”.

“Christmas Lullaby” (Ave María) de John Rutter (1945), que el ensemble lo acompañó. Recibieron los componentes del coro muchos aplausos, pues su actuación, junto a la músicos que colaboraron, se puede calificar de correctísima. El Coro sonó muy bien. Enhorabuena a Manuel Calahorro y su batuta (bueno, sus manos, que también las utilizó con el piano, puntualmente en alguna obra).

La segunda parte fue de la Orquesta, con un final popular de villancicos, con el coro.

Manuel Aguilar Aranda, el director de la Orquesta ha logrado con su meticulosidad (no deja cabo suelto en los ensayos), un programa de altura, que según críticos-músicos asistentes, ha estado dicho con calidad.

Comenzó con el “Concierto para oboe y orquesta” en re menor de Alessandro Marcello (1673-1747), en una adaptación de J.M. Molina Guarddon, que presentaba la particularidad de que lo iba a interpretar otro futuro oboísta egabrense (CABRA, CIUDAD DE LOS MÚSICOS SOLISTAS-como vengo diciendo-), Francisco Olmo Morales, de 13 años de edad, estudiante del Conservatorio Profesional de Música de Lucena y componente de la Orquesta de Cuerda del C.F.E. Sin un fallo lo dijo, con suma corrección, en sus tres movimientos Allegro mdto. (Andante)-Adagio-Allegro. Un buen trabajo del casi niño Paquito, que se puede decir lo bordó, así como la orquesta que lo acompañó, bien llevada por M. Aguilar. Saludó varias veces ante las insistentes palmas y bravos del público.

Raro es el concierto en el que el argentino Astor Piazzolla (1921-1992) considerado el compositor más importante (o uno de los más importantes) del siglo XX, no es programado. En este concierto se escuchó una versión clásica, arr. de J.M. Molina, del “Oblivion”-Tango- en las manos expertas de Antonio Peña Ruiz también egabrense (CABRA, CIUDAD DE LOS …), que como solista de chelo, hizo una exhibición de la obra famosa de Piazzolla, acompañado sutilmente por la orquesta (el director no dejaba a nadie sobresalir). Fue otro momento del concierto espléndido. Como a Paquito los aplausos certificaron su buen hacer.

Después vino una prueba para la orquesta, que la solventó con maestría, la Obertura de la opereta “Caballería ligera” de Franz von Suppé, cróata (1819-1896) famoso compositor de operetas. La orquesta marcó muy bien los tiempos tanto lentos como “allegros”, bajo la batuta segura de M. Aguilar. Asimismo oímos al solista de bandurria, Manuel Molina Jiménez y otra vez más, a continuación, al chelista Antonio Peña, que dijeron sus solos en un pasaje de la obra, con exactitud. Muchísimas palmas refrendaron esta difícil ejecución.

Por último, la orquesta sola se marcó un vals, el conocido “Vals de la Suite de Jazz nº 2” del ruso Dmitri Shostakovich (1906-1975) (otro considerado de los más importantes del siglo XX). Con esta obra la orquesta puso el broche de oro a su actuación. En la orquesta tuvimos la incorporación de un nuevo componente, el joven lucentino de 14 años, Pablo Álvarez Hurtado, que como violín 1º lo veremos de ahora en adelante.

Seguía el Concierto de Navidad y los sones más populares se hicieron a continuación, junto al coro.

“Feliz Navidad” de José Feliciano, arr. de José L. Arroyo Casas, Director Artístico del C.F.E. ¡Qué piano-coloratura de Manuel Molina!

El conocido “Hacia Belén” (Rin,Rin) Villancico popular andaluz, con una orquestación muy alegre y rítmica. ¡Cómo gustó!

Cerró la noche el Villancico popular egabrense “Vamos allá”, en el que el director invitó a todos a cantarlo.

El público a la salida comentó el concierto, con muchos elogios. Fue otra noche espléndida, como el título de concierto, en el Teatro “El Jardinito”, en la que vimos como representante del Iltmo. Ayuntamiento, al Concejal de Tráfico, Guillermo González. Atalaya TV lo filmó, por lo que será repuesto en la pequeña pantalla.

Rafael Nieto López.