Actos

Octubre 2018
L M X J V S D
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31 1 2 3 4

VELADAS MUSICALES EN EL C.F.E. 28 MAYO 2011


La Velada Musical correspondiente al sábado 28 de mayo pasado dentro de las Fiestas de la Cruz de Mayo
se celebró en el Patio de la Casa comenzando a las 21:30 horas, con un programa doble compuesto por la
actuación de LOS HERMANOS DE LA AURORA (Campanilleros de MONTURQUE) y un FIN DE FIESTA
a cargo de componentes del Cuadro Artístico del C.F.E.


Abrieron la velada los Hermanos de la Aurora de la vecina Monturque, que fueron presentados por Vicente
R. Moreno López, que hizo la introducción de su presentación con la remembranza sobre “La Cruz de
Mayo egabrense” que en su día escribiera el poeta Juan Soca y explicó la génesis y funcionamiento de esta
agrupación monturqueña de 15 componentes, que con su peculiaridad la hace un tanto distinta a los Hermanos
de la Aurora de otras localidades entre ellas Priego o Cabra. Las Coplas que cantaron, de carácter más o menos
religioso, en una especie de monodia, eran acompañadas por el repiqueteo constante de dos campanillas, con la
música de bandurrias y guitarras. Todos los versos de las coplas fueron dichos primero por un cantante solista
(Pepe Rueda Garés) y contestados por el coro. Mucho mérito supone el mantener esta tradición, que no debe
perderse. El público aplaudió bastante cada una de las doce coplas que hicieron y muy bien, por cierto.

Siguió después el Fin de Fiesta, que duró hasta altas horas de la noche y se abrió por José M. Rodríguez
(Tenor) acompañado al piano por Rafael Sabariego. “Un beso y una flor” de Nino Bravo y luego “Granada” de
Agustín Lara fue lo que hicieron. Ni que decir que recibieron muchas palmas.
Después Trini Valverde (Soprano) nos interpretó también con Rafael Sabariego al piano, “Trovadoresca” de
Joaquín Rodrigo y el aria de la ópera “La bella molinara” de G. Paisiello “Nel cor non piu sento”. Gustó al
público, por los aplausos que le dieron.
Luego el guitarrista del Filarmónico, Paco Olmo, sustituyó la guitarra, por un “instrumento” un tanto “rarito”
que no es la primera vez que lo toca (lo aprendió de su padre), UN SERRUCHO DE CARPINTERO, así como
suena, y en efecto suena con un sonido “sui géneris” muy dulce, producido por el rozamiento del arco de un
violín en la lámina metálica del utensilio de carpintería. Tocó “El cóndor pasa” y “El vals de las olas”. Para
algunos era la primera vez que oían este “raro instrumento”.
Manuel Molina Jiménez con la bandurria y su hijo Manuel Molina Carrillo con el piano hicieron música de
bandas sonoras de películas.
Siguió Antonio Cantero Galisteo, que esta vez ha dejado la pluma como escritor y ha utilizado las cuerdas
vocales como cantante melódico y con el acompañamiento pianístico de José M. Molina Guarddon, nos cantó
canciones de Roberto Carlos y Manuel Pareja Obregón.
Y ya para terminar, que fue un decir, pues se terminó a altas horas de la noche, José M. Molina, con el teclado
electrónico y “espontáneos” del Cuadro Artístico del C.F.E. hicieron con actuaciones diversas que la última
velada musical de la Cruz de Mayo tuviera una larga duración en la noche.
Buen cierre de estas Veladas Musicales de Mayo en el C.F.E. que hemos tenido de todo, como ya he escrito.

Rafael Nieto López.