Actos

Mayo 2018
L M X J V S D
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3

NOCHES FILARMÓNICAS (Recital música de cámara). 2011

En la pasada noche del viernes 27 de Mayo, nos dimos cita muchos amantes de la música en el Salón de Conciertos de nuestra centenaria Institución Centro Filarmónico Egabrense. El Salón, expectante de oyentes, esperaba muy ansiadamente lo que posteriormente íbamos a escuchar, que no iba a ser poco. El concierto fue presentado por el Presidente de esta Institución, D. Vicente Valverde.

 

Dio comienzo el concierto, con la Sonata para violonchelo y piano en Sol menor del prestigioso músico Sergei Rachmaninov.  Gran artista Rachmaninov (de los últimos compositores Románticos), que tuvo que afrontar una mala época en la historia de su país: la Revolución Rusa. Con ingenio llevaba en sus venas las tres disciplinas musicales; la composición (sus conocidos Conciertos para piano y Orquesta) , la interpretación como pianista, y la dirección (faceta más común tras su exilio después de la Revolución Rusa).

La Sonata para Chelo y piano fue ejecutada al piano por nuestro paisano y profesor D. Julián García, y el violonchelo fue interpretado por la profesora Dª. Azahara Escobar. Obra caracterizada por su complejidad, tanto en el virtuosismo que presenta el papel de piano, como el del chelo. En esta obra, pudimos apreciar, las características que tienen las composiciones de Rachmaninov. Esos cambios brutales de melodías celestiales... que daban paso de repente a melodías más atormentadas e inquietantes, o esos diálogos incesantes entre el chelo y el piano, una música muy melódica y virtuosa, pero muy espesa y densa en su armonía, una auténtica maravilla que parece habérnosla dado la propia naturaleza. ¡Espectacular!. Los

 

intérpretes ejecutaron los cuatro tiempos de la sonata de tal forma, que envolvieron al público en una atmósfera de hipnosis. Yo me encontraba como pasante de hojas del pianista, y doy fe de ello, el público

totalmente entusiasmado. Y es que la interpretación no pudo ser mejor porque lo bordaron, hubo mucha compenetración entre ambos, pues la obra requiere de ello. Nunca había escuchado un Rachmaninov de esta envergadura tan cerca y tan magistralmente interpretado. El público aplaudió con fuerza, y los "¡bravos!" se escucharon repetidamente. ¡Enhorabuena!.

La segunda parte del concierto, estuvo a cargo del Quintento -formado por un cuarteto de cuerda (dos violines, viola y violonchelo) y piano-. El violín primero lo ocupó nuestro paisano D. Ángel Moreno, el violín segundo por D. Domingo Escobar, la viola interpretada por Dª. Tamara Manzaneque, el chelo y el piano, ya mencionados anteriormente. Todos ellos, profesores y profesoras en el Conservatorio Profesional de Música "Maestro Chicano" de Lucena del que tengo gratos recuerdos.

En esta segunda y última parte, se interpretó el Quinteto en Mi bemol op.44 de R. Schumann, consta de cuatro movimientos. Un Schumann también muy virtuosístico y en el que el piano no dejaba de tocar en ningún momento. El quinteto, muy compensado en cuanto a calidad y sonoridad, nos volvieron a dejar en estado de hipnosis, pues de nuevo observaba a la gente y sus caras alucinadas. Cuando la agrupación sonaba en tutti (todos los instrumentos a la vez), era tal la calidad, que parecía que en el salón se encontraba una orquesta de cuerda con muchos más componentes en vez de un quinteto. Los cuatros movimientos interpretados con mucha delicadeza y soltura. De esta obra, me encanta destacar, en el último movimiento unos acordes cadenciales en fortísimos formados por el quinteto, que dan paso a una fuga canónica, (melodías contrapuntísticas que se van repitiendo en cada uno de los instrumentos,los cuales van entrando en su interpretación uno a uno) en forma de cadencia final.

Finalmente, muchos aplausos le llovieron a este magnífico grupo de músicos de gran talento y profesionalidad. Muy contentos salimos del gran espectáculo musical que tuvimos ocasión de ver y escuchar. El presidente, D. Vicente Valverde junto con el actual Director artístico de la Casa, D. José Manuel Molina, dedicaron unas palabras y posteriormente la entrega a los músicos de un recuerdo. Agradecer al Quinteto por su actuación y entrega, ya que lo interpretaron todo con muchísimo gusto y calidad, transmitiendo al público, el cual disfrutó verdaderamente la pasada noche del viernes. ¡¡ENHORABUENA!!