Actos

Diciembre 2017
L M X J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31

PREMIO A NUESTRO MAESTRO JOSÉ MANUEL MOLINA GUARDDON

Actualizado (Martes, 10 de Diciembre de 2013 13:36) Escrito por Administrator Martes, 10 de Diciembre de 2013 13:10
Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

ENTREGA DE LA I ALMENA DE PLATA AL DIRECTOR ARTÍSTICO DEL CENTRO FILARMÓNICO EGABRENSE, JOSÉ MANUEL MOLINA GUARDDON. CABRA 9 DE DICIEMBRE DE 2013.

El Maestro y la Orquesta y Coro

La Asociación Cultural “CABRA DIGITAL” ha instituido la ALMENA DE PLATA, un galardón que persigue reconocer el trabajo, el talento o las ideas de personas que se dediquen o hayan dedicado tiempo a engrandecer a su pueblo (CABRA) sea cual sea el campo donde desarrollen su actividad.

JOSÉ MANUEL MOLINA GUARDDON, insigne músico egabrense, por su dilatada trayectoria y su impecable reputación, ha sabido ganarse la admiración y respeto de la sociedad local y por ello esta Asociación Cultural “Cabra Digital” lo ha premiado con la entrega de la I ALMENA DE PLATA en un acto entrañable que ha tenido lugar hoy 9 de diciembre a las 12.30 horas en la Sede Social del Centro Filarmónico Egabrense, concretamente en su Patio, pese al mes que corre en el que la temperatura ha colaborado, con una asistencia masiva de personas (socios y no socios).

Una Mesa formada por el Alcalde de la ciudad, D. Fernando Priego Chacón, el Parlamentario andaluz, D. Adolfo Molina Rascón (sobrino del homenajeado), el Presidente de la Asociación Cultural, D. Ángel Moreno Millán, el Presidente del C.F.E. D. Eustasio Moreno Rodríguez y el premiado D. José Manuel Molina Guarddon, ha presidido este acto cultural, que pasa desde ahora a formar parte de los que se celebran en Cabra por distintos motivos.

Molina en su incansable labor por mantener y conservar la tradición musical egabrense, con su trabajo al frente del C.F.E. del que fue presidente antes y director antes también y ahora, se merecía este galardón, por lo que la Asociación Cultural “Cabra Digital” ha estado acertada al distinguir con el mismo a este “músico en activo, con casi 80 años, pues está demostrando que la actividad musical es un remedio contra la inactividad que parece llevar aparejada la vejez” (Red.:Cabra Digital) y así lo vemos aún ensayando y dirigiendo a la Orquesta y Coro.

Comenzó la sesión con unas palabras de presentación del acto por el Presidente del C.F.E. Eustasio Moreno.

Siguió Ángel Moreno, Presidente de la Asociación Cultural que desarrolló un amplio currículo de Molina Guarddon en su faceta musical, como alumno de D. José Rodríguez López (solfeo), D. Manuel Santamaría Cabello (violín), Dª Rosa Fernández Pérez-Aranda (piano), instrumentos que dominó con gran perfección y la bandurria (autodidacta) del que fue Premio Nacional en Logroño.

También mencionó sus estudios de Perito Mercantil en la Escuela Profesional de Comercio de Sevilla, título que le llevó a la docencia  en el I.E.S. “Felipe Solís”. Fue nombrado Académico correspondiente de la Real Academia de Córdoba en 2012, en la que aparte de su discurso de entrada dirigió un Concierto de Música Folk, con la Orquesta de Cuerda de su C.F.E. con extraordinario éxito ante los académicos de la docta institución cordobesa. Y también dijo de él que en su casa se escuchaba música clásica, lo que influiría en su formación artística que transmitiría a sus descendientes, como padre y abuelo. Precisamente dos de sus nietos, pianistas, intervinieron en el cierre de este acto. Y por último agradeció a Centrodent de los Hermanos Córdoba la colaboración prestada con el regalo del objeto representativo de la Almena de Plata.

Después José Manuel Molina agradeció el premio y como estábamos en el C.F.E. lo lógico es que se hiciese algo de música en este acto y había previsto dos obras del Maestro Rodríguez que aparecerán próximamente en el C.D. que se ha grabado en su Homenaje al cumplirse cien años de su nacimiento, por la Orquesta y Coro del C.F.E. Banda de Música de Cabra y las Hermanas Villatoro, Mª José (soprano) y Mª Dolores (pianista).

El Alcalde de la ciudad tomó la palabra y alabó la labor de la Asociación Cultural a la que él está ligado y dedicó unas palabras al Director Musical y Artístico del C.F.E. José Manuel Molina por tan meritorio galardón.

Y llegó la música, dos obras. Cogió la batuta José Manuel (y después el violín).

Dijo: la primera que aquí se iba a escuchar “Te prometo ser cautiva” (Zambra) sería sólo con música, pero que en el C.D. está cantada por Beatriz Molina (contralto). No obstante, hoy Molina hizo la voz con su violín.

La segunda fue el precioso “Solera Oro” (pasodoble). También explicó que en el disco lo oiremos distinto, pues ha sido grabado por la Banda de Cabra y el Coro del C.F.E. que lo interpretan de otra forma a como lo diremos a continuación, en versión orquesta y coro. Pero quedamos sorprendidos cuando el Maestro Molina dijo a sus huestes que no había D.C. (da capo), que se haría sólo una vez. Comenzó y todo normal, pero, al llegar al estribillo “Mujeres de Cabra, sois bendiciones del cielo…” el Coro dijo en su lugar “Manolo Molina, eres bendición de cielo…”alusivo a sus bondades. El Director y la Orquesta asombrados, menos el Coro que había urdido “el cambio de letra” bajo la “batuta poética” de Francisco Moral (bajo), nieto del Fundador del C.F.E.

Muchísimos aplausos y el Maestro Molina, perplejo y sonriente.

Pero aún había más, dos nietos del director y homenajeado, pianistas y hermanos ambos, tocaron “Moon River” (música de cine), el nieto mayor Manuel Molina Carrillo con el piano y el más pequeño, Miguel Ángel con una melódica, que sonó eso, muy “melódica”.

Posteriormente todos los asistentes fueron obsequiados con la degustación de una suculenta “carne en salsa” que se había estado “confeccionando” durante la realización del acto de entrega del galardón.

Otro día memorable para la ya larga historia del C.F.E. que ha recaído en uno de sus personajes que conforman la historia de la Centenaria Institución Musical de Cabra, José Manuel Molina Guarddon, del que figura ya un cuadro en su Salón de Conciertos. ¡Enhorabuena, amigo!

Rafael Nieto López.

Fotografías: Manuel González Durán

 


 

View the embedded image gallery online at:
http://centrofilarmonico.es/index.php?start=24#sigFreeId2fb63d0001

Concierto Carlos Rafael Martínez Arroyo y la Orquesta de Córdoba

Actualizado (Martes, 26 de Noviembre de 2013 20:05) Escrito por Administrator Martes, 26 de Noviembre de 2013 19:33
Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

CARLOS RAFAEL MARTÍNEZ ARROYO, VIOLINISTA EGABRENSE Y LA ORQUESTA DE CÓRDOBA PROTAGONIZARON UN EXTRAORDINARIO CONCIERTO EN EL TEATRO “El Jardinito” de CABRA EL 24 NOVIEMBRE 2013.

Carlos y laOrquesta

Un teatro en el que no cabía un alfiler fue testigo el pasado 24 del corriente noviembre de un acontecimiento extraordinario. El jovencísimo violinista egabrense de 14 años, Carlos Rafael Martínez Arroyo, junto a la Orquesta de Córdoba y el director holandés Joost Smeets expusieron en un sensacional concierto, un programa clásico de gran altura, Beethoven, Mendelssohn y Mozart, al todo Cabra, que ocupó las butacas del Teatro Municipal “El Jardinito” de la Av. Fernando Pallarés, a las 13 horas.

Este concierto se enmarca dentro de una serie de ellos que la Diputación de Córdoba ha rodado por varios pueblos, con la denominación de “Condipuciertos”, aunque este de Cabra se ha diferenciado, porque el mismo ha estado incluido dentro de los Conciertos de Abono de la Orquesta de Córdoba de la presente temporada 2013-14, llamado “Concierto a la Carta” y así el pasado día 7 se oyó en Gran Teatro de nuestra capital, con lleno total, en el que Carlos hizo su presentación en el mismo (no en Córdoba dónde ya lo había hecho varias veces) y la crítica especializada no ha escatimado elogios al violinista por su gran técnica y decir de la obra que ha tocado, nada más y nada menos que el famoso “Concierto para violín y orquesta en mi menor” Op. 64 de Felix Mendelssohn.

Dos días después, igual programa, orquesta, director y solista se escucharon en el “Festival de Otoño” de Jaén 2013, en el nuevo Teatro “Infanta Leonor” de la capital jiennense, que acogió otro triunfo de la expedición cordobesa.

Y como última etapa de esta trilogía de conciertos, Cabra ha disfrutado de la presencia de la Orquesta de Córdoba en el escenario de “El Jardinito”. No es la primera vez que lo pisa en sus más de 20 años de vida, pues fue la orquesta encargada de su inauguración, con la batuta de Roque Baños, compositor de música de cine y el Coro cordobés “Zyryab”. También alguna que otra vez ha estado en este teatro bajo el mando de Manuel Hernández Silva, su anterior director. Y por el Auditorio Municipal “Alcalde Juan Muñoz” en 2001, con el solista egabrense, el pianista, Julián García Moreno y en la Ópera “Pepita Jiménez” de Albéniz en la conmemoración del “Año Valera” 2005, junto al Coro del Gran Teatro, los solistas Sandra Pastrana, soprano, Juan Luque, tenor y la batuta de Juan Luis Pérez. Le deseo a la orquesta cordobesa larga vida y que los “recortes” no le amarguen la existencia.

La Orquesta de Córdoba ha instituido un Curso-Concurso de Dirección de Orquesta y esta primera edición 2013 ha sido ganada por un holandés, Joost Smeets, que ha sido quien ha llevado la batuta en estos tres conciertos de Córdoba, Jaén y Cabra.

Joost Smeets es Director Principal y Artístico de la Filarmónica de Cámara de Aa Groningen de Holanda. Ha participado en clases magistrales y ha dirigido, pese a su todavía corta experiencia como director de orquesta en distintos países y distintas orquestas. Precisamente en el intervalo de tiempo entre el concierto de Jaén y este de Cabra, ha estado dirigiendo en Rusia, de donde ha vuelto para estar en Cabra. Ha trabajado con directores de la talla de Bernard Haitink, Valery Gergiev, Neeme Järvi, Carlo Rizzi, Leonard Slatkin …y muchos más de gran altura.

De Carlos Rafael Martínez Arroyo, ya lo sabemos todo, pues desde los 10 años ya era “un niño prodigio, como dije en su día en un crónica, tras escucharlo en un concierto en el Conservatorio de Cabra, en el que me llamó extraordinariamente la atención el hecho de que unas obras de altura para su edad, que interpretó, las dijese memorizadas, cosa que sigue haciendo y de la que soy testigo, pues lo he seguido en casi todos sus conciertos. Carlos ha tocado con orquestas y acompañado por piano en recitales, por distintos puntos de la geografía española y esta trilogía de conciertos han marcado “un antes y un después” en su espléndida carrera. Enhorabuena a los profesores autores de esta figura del violín, Ana Mª Moya, en sus principios (que fue la que captó sus cualidades) y los actuales José Mª Fernández Benítez y Gonçal Comellas, del que recibe clases magistrales.

El programa, dividido en dos partes fue así:

En la primera parte, la obertura “Coriolano” de Beethoven (1770-1827) que no prologa ninguna obra suya, sino la de otro alemán, Collin, y es habitual en el repertorio sinfónico fue la obra que abrió el concierto. La orquesta muy compacta, grandiosa y la batuta del holandés, una agradable sorpresa en su actuación, pues hizo que sonara a Beethoven.

Al igual que en Córdoba, la expectación era grande por ver a Carlos junto a la orquesta cordobesa (ya Carlos ha sido solista con otras formaciones) pues se trataba de “un paso de gigante” al ser una orquesta profesional de categoría. Fue recibido con una fuerte salva de aplausos, saludó a sus paisanos, al concertino, al director, afinó su violín y manos a la obra. Gran silencio y comenzó el precioso “Concierto para violín y orquesta en mi menor” Op. 64 de Felix Mendelssohn (1809-1847). Qué seguridad, qué tranquilidad, que exposición del mismo. Un perfecto 1er mov. (allegro Molto appassionato-mi menor) con una “cadenza” soberbia. Tras el engarce del fagot comenzó el 2º mov. (andante-Do Mayor) que lo expuso con buen gusto y serenidad en el decir la melancolía de este movimiento. Tras la breve pausa pasó al 3er mov. (allegretto non troppo-allegro Molto vivace-Mi Mayor), con su frenética coda, que Carlos lo solventó con su gran técnica y dominio del violín que dejó a todos sorprendidos, pues se lució en la ejecución. Los bravos, silbidos (de los buenos) y aplausos que atronaban en el teatro duraron bastante tiempo.

“Y dijo, ahora veréis”: anunció como regalo el “Preludio de la Partita nº 3” de J.S. Bach (1685-1750), para violín solo. Fue el delirio. De esta obra, en la celebración del pasado “Egabrenses del Año 2013”, hizo otra exhibición interpretando el Preludio y la Giga.

En la segunda parte la protagonista fue la orquesta, que lució su buen hacer y la batuta de Joost Smeets marcó un Mozart (1756-1791) de categoría con una lectura impresionante de la partitura de la “Sinfonía nº 40 en sol menor” K550, la penúltima de las tres últimas sinfonías que compuso el salzburgués. En Cabra también logró un gran éxito (en Córdoba fue alabada la interpretación por la crítica) pues la hicieron con una sutileza que sonaba Mozart a gloria. Bravo por el director que la supo llevar tan bien. Bravos y aplausos premiaron esta actuación de la orquesta

El público salió contentísimo de lo que habían escuchado, un concierto de categoría, que a todos satisfizo. Los comentarios no podían ser mejores en el amplio foyer del teatro.

¡Ah! Y Carlos venía de triunfar en un recital lírico-sinfónico en el que había intervenido con el pianista de Linares Mariano Hernández, la noche del 23, en el Auditorio de la Caja Rural de Granada.

Y aún le queda en este mes otra actuación con el pianista Arnold W. Collado en el Excmo. Ateneo de Sevilla, el próximo día 29. ¡Enhorabuena, Carlos!

Rafael Nieto López.

Fotografías de Rafael Nieto Poyato

View the embedded image gallery online at:
http://centrofilarmonico.es/index.php?start=24#sigFreeId3f6ab72b26

Santa Cecilia en el Jardinito

Actualizado (Martes, 26 de Noviembre de 2013 20:12) Escrito por Administrator Lunes, 25 de Noviembre de 2013 22:04
Atención, abrir en una nueva ventana. PDFImprimirE-mail

EL CENTRO FILARMÓNICO EGABRENSE Y LA A.I.M. BANDA DE MÚSICA DE CABRA EN EL TEATRO “El Jardinito” EL 23 NOVIEMBRE 2013.

Coro y Banda


La Patrona de la Música “Santa Cecilia” ha sido festejada en Cabra conjuntamente este año 2013, por dos de sus instituciones musicales más antiguas, el Centro Filarmónico Egabrense y la A.I.M. Banda de Música, con un Concierto de los que hacen época, en el Teatro Municipal “El Jardinito” el pasado 23 del corriente, con una buena entrada, casi lleno, concierto que ha servido de Homenaje al Músico y Compositor egabrense D. José Rodríguez López, al cumplirse 100 años de su nacimiento, de quien estuvo ligado a ambas instituciones durante muchos años como director, período en que su vena compositora dio a luz sus obras, dedicadas a Cabra, la Virgen de la Sierra, la Semana Santa, la Navidad, costumbres populares así como al mundo del toreo y el folclore andaluz. Este egabrense sin par, durante este año no le han faltado referencias a la efeméride de su nacimiento, tanto en conciertos celebrados por las distintas agrupaciones musicales locales como con el descubrimiento de un azulejo recordando su nacimiento, en la calle Santa Lucía.

El concierto fue un monográfico de varias composiciones suyas, que han sido plasmadas en un CD, que por motivos técnicos no ha sido posible su aparición en este día, pero próximamente se podrá distribuir y disfrutar de él.

Abrió la noche el Presidente del C.F.E. Eustasio Moreno Rodríguez con una salutación a los asistentes así como a los representantes del Ilmo. Ayuntamiento, el Delegado de Cultura, Javier Ariza Campos y la Delegada de Ferias y Fiestas, Mª José Villatoro Campaña.

El Director Artístico del Filarmónico, José M. Molina Guarddon, aparte de empuñar la batuta y hacer una glosa de cada obra interpretada, llevó la noche, haciendo de hilo conductor del acto-concierto, presentando a varios antiguos alumnos del Maestro Rodríguez, quienes contaron vivencias de su relación con el músico y compositor y así pasaron por el escenario Vicente R. Moreno López, relatando una pequeña historia de su vida y dijo que el Maestro había entrado en la nómina de hombres ilustres de Cabra; sólo enseñó música a dos sobrinos-nietos, una, pianista no en activo y otro, Jesús Moreno Rodríguez, profesor de flauta en Granada, que habló de su tío; otro alumno que dijo sus vivencias fue Manuel Aguilar Aranda, quien ha dirigido la Banda de Música de Cabra, es compositor de marchas procesionales que han traspasado las fronteras locales y es pintor afamado; el actual director de la Banda, Manuel González Rubio, también recibió sus enseñanza y actualmente es profesor de clarinete en el Conservatorio egabrense; y por último el famoso escritor José Calvo Poyato, con su chispa y gracejo comentó su aprendizaje musical con el maestro, llamándole la atención de aquellos tiempos, como escribía las partituras a tinta con una plumilla, haciendo verdaderas obras de arte, partituras que, comentó después el Director Artístico lamentándose, han sido sustraídas por alguien, del archivo musical del Centro Filarmónico. Sólo se han salvado de la rapiña algunas que ocupan la vitrina de trofeos de la Casa Filarmónica.

El escenario del teatro egabrense estaba ocupado por la Orquesta de Cuerda y Coro del C.F.E. que bajo la batuta de su titular expuso obras muy conocidas del Maestro.

La Orquesta desgranó los sones de dos de sus valses. “Susana” que lo dedicó a su sobrina-nieta Susana, que es esposa de un hijo del director-artístico y “La flor del Jardinito” que en su día le hizo a su alumna de música Cristina Godoy Pallarés, ligada por matrimonio a nuestro paisano José Calvo Poyato. La meticulosidad en la dirección y la delicadeza en la interpretación fueron la tónica de estas dos obras en su exposición.

Siguió otra faceta del Maestro, el folclore, una zambra “Te prometo ser cautiva”, que puso en el pentagrama con la colaboración de otro músico del Filarmónico, Francisco González Prieto “Villalón”, buen violinista y tenor y letra de un médico pediatra-poeta avecindado en Cabra y muy ligado a todas sus actividades artísticas, Lucas Zamarriego. Una afección de garganta impidió que la solista que la iba a decir, Beatriz Molina, contralto, la dijera, y se interpretó solo con la orquesta. El público la premió con muchas palmas.

Y después unas bulerías “Mírame cara a cara” que el tenor solista del C.F.E. Alfredo Martínez Rojano las cantó una vez más junto con la orquesta y coro.

Como Alfredo procede del mundo del flamenco, le van bien y se llevó bastantes aplausos.

La Virgen de la Sierra recibió muchos ramos de flores de D. José Rodríguez en forma de música profana y religiosa y uno de ellos es la conocida canción “La Casita Blanca” dedicada a la Ermita o Santuario de nuestra Patrona. Dos excelentes sopranos solistas, Carmen Agudo y Trini Valverde hicieron muy bien, junto con el coro y orquesta, esta preciosa “obrita” siendo muy ovacionadas.

En el CD que he comentado también han intervenido otras dos egabrenses, que en su día estuvieron muy ligadas al C.F.E., la soprano Mª José Villatoro Campaña, actual Delegada de Ferias y Fiestas del Ilmo. Ayuntamiento, y la pianista Mª Dolores Villatoro, hermana de la anterior, que formando un excelente dúo también han puesto su parte en este concierto, interpretando la magnífica plegaria “No llores Madre” que el compositor dedicó a la bellísima Virgen de la Soledad de nuestra ciudad. Recibieron por su actuación muchos aplausos.

Otro ramo de flores es el “Himno a la Bandera” de la Virgen de la Sierra y por tan oído hay que hacerlo con calidad y eso hicieron las voces y orquesta. Gustó, como siempre.

Otra faceta del Maestro fueron los Villancicos y el polifónico (a 4 voces) y difícil “Luz Divina” se encargó el coro “a capella” de exponerlo en toda su belleza y musicalidad. ¡Y lo consiguieron!

Un descanso para cambio de escenario y la A.I.M. Banda de Música de Cabra ocupó el mismo para poner su parte en el homenaje al que también fue su director. Antes de actuar hubo un pequeño acto con la entrega del Premio “Maestro Rodríguez” que esta agrupación entrega anualmente a un alumno distinguido y su presidente, Víctor Campillos, se encargó de hacerlo en la figura del joven músico Luis Manuel León Montes.

En una actuación con un sonido sutil, cosa no natural en una banda, y muy bien controlado y ajustado, en una noche “en estado de gracia” (fue la tónica de todo el concierto) comenzó su serie de pasodobles (cuatro) con “Paco González” que el Maestro lo dedicó a su amigo y colaborador, pasodoble muy alegre y bien construido, sirvió para que su director, Manuel González Rubio, recibiera las primeras palmas con sus huestes.

Los dos pasodobles toreros que compusiera nuestro homenajeado fueron “El Carteyano” dedicado a un torero amigo de la vecina Nueva Carteya y el que vino después “Fernando Tortosa”, precioso, fue dedicado a un torero de Cabra, y en sus notas aparece una parte de flauta, en forma de coloraturas, que la solista Carmen Cantero las hizo realidad en una actuación espléndida.

Como dato anecdótico, el Maestro dijo tras componer “Fernando Tortosa”, que en vista del fracaso como toreros que tuvieron ambos, jamás compondría otro.

De su música de Semana Santa (Marchas Procesionales) no se interpretó ninguna, por haberse dado uno monográfico en Cuaresma sobre esta música.

Como cierre, ambas agrupaciones expusieron otro pasodoble, quizá el mejor de todos los que compuso, a pesar de ser su primera obra, “Solera Oro”, dedicado a un vino embotellado de unas bodegas egabrenses ya desaparecidas, pero en realidad era un canto y es a la mujer de nuestra tierra. El Coro del C.F.E. acompañado por la Banda de Música nos hicieron una soberbia ejecución de “Mujeres de Cabra, sois bendiciones del cielo …) que dice el estribillo, con mucha precisión, emotividad, empaste, o sea que fue de antología, sin olvidar la parte solista del clarinete Víctor Herrero Pareja, que selló con un marchamo de bien hacer, el mismo. Los bravos atronaron en el teatro. Y así acabó esta noche, en la que los dos directores de las agrupaciones actuantes recibieron los aplausos de los asistentes puestos en pie.

El público salió muy satisfecho de este concierto expositivo de lo que será el CD grabado por ambas entidades musicales, con el patrocinio de un 50% de su costo por la Excma. Diputación Provincial, que pronto aparecerá.

Al siguiente día, domingo 24, a las 12 horas tuvo lugar la Solemne Eucaristía en honor de Santa Cecilia en la

Parroquia de Santo Domingo, donde el C.F.E. cantó la Misa “Alrededor de Tu Mesa” de Palazón, que fue  oficiada por el párroco D. Francisco Caballero, quien hizo la homilía de la Santa. La dirigió el titular José M. Molina estando al órgano nuestro paisano Rafael Sabariego Padillo, quien viene de actuar con gran éxito en dos conciertos con la Orq. de Córdoba, en la capital de nuestra provincia y en Cádiz, en el Festival de Música Española, estrenando como pianista solista una obra inédita de Pablo Sorozábal.

Tras el extraordinario concierto de la Orquesta de Córdoba con el triunfo del violinista egabrense Carlos Rafael Martínez Arroyo en el Teatro “El Jardinito” a las 13 horas, hubo en el Salón del Museo del Aceite un almuerzo de hermandad entre las dos agrupaciones musicales, con asistencia de destacados músicos foráneos, entre los que vimos al director holandés Joost Smeets, que antes había dirigido la Orq. de Córdoba en el citado concierto, a José Mª Fernández Benítez, Profesor de Violín del Conservatorio Profesional “A. Barrios” de Granada y profesor de Carlos, a su esposa Ana Pérez-Olleros Martín, profesora del Conservatorio Profesional de Danza de Granada, y a los también esposos Domingo Escobar y Azahara Escobar, ambos profesores del Profesional de Lucena y Elemental de Baena respectivamente.

En este almuerzo fueron distinguidos por el C.F.E. el joven Carlos R. Martínez, con el “Premio Moral León”, que tiene instituido el Filarmónico, para premiar a sus jóvenes figuras relevantes, que le hizo entrega un nieto del fundador, al tenor Vicente Valverde García (anterior Presidente) con el “Premio Maestro Rodríguez”, por su constancia y trabajo en el coro y a la soprano Trini Valverde como Socio Activo de Honor.

Tras los postres, como es tradicional, se celebró una ronda de actuaciones de filarmónicos y componentes de la banda y así pudimos disfrutar del cante de Trini Valverde en la simpática canción “Cachito”; la guitarra de Paco Olmo, siempre presente; de un extraordinario fado, “Lejos de Lisboa”, por la joven soprano Noelia Priego Cecilla, que hizo una actuación antológica; el dúo “sopranil” de alta calidad, Trini Valverde y Carmen Agudo, con dos canciones ligeras; el Coro del C.F.E. en varias obras de su repertorio bajo la dirección de su titular José M. Molina (no había orquesta, pero las voces la suplían a “estilo carnaval”); unas “colombianas” por Alfredo Martínez, de las que “quitan el hipo” por su alta tesitura; y nuestro jovencísimo violinista Carlos que hizo la “Introducción y Tarantela” de Sarasate, en una versión de altísima ejecución, con la particularidad de que fue iniciada su actuación con él tocando las cuerdas del violín y su profesor José Mª Fernández llevando el arco (como dicen en el circo ¡más difícil todavía!). Y “Granada” de Lara por José M. Rodríguez, tenor solista, que asombraron. Pero había más, una pequeña agrupación de instrumentistas de la banda, interpretaron toda suerte de bailables y allí bailó ¡hasta el gato!, la profesora granadina de danza, el director holandés, en fin todos o casi todos bailaron, dentro de una unión musical, en la que los forasteros estuvieron ligados, como unos egabrenses más, en este simpático acto de confraternidad, en el que también vimos a Agustín Serrano, nombrado Protector de Honor este 2013.

Dos jornadas inolvidables de los músicos de Cabra festejando a su Patrona Santa Cecilia.

Rafael Nieto López.

Fotografías: Manuel Pareja Arcos y Manuel González Durán

 

View the embedded image gallery online at:
http://centrofilarmonico.es/index.php?start=24#sigFreeId30586ae7ae

Página 9 de 28